Hay un dicho muy común entre los fotógrafos y los aficionados a la fotografía que dice que “la mejor cámara del mundo es la que tienes en ese momento”. La aparición de teléfonos con cámara y, sobre todo el aumento de la calidad de los sensores de éstas, convierte nuestro teléfono en “la mejor cámara” ya que es la que prácticamente siempre llevamos con nosotros. Sin embargo, no siempre sabemos sacar todo el rendimiento que nos pueden dar. Cuando vamos de viaje solemos llevar nuestra cámara de fotos pero cada vez son más los viajeros que tienen más que suficiente con las increíbles cámaras que tienen los teléfonos móviles. Por eso es importante aprender a sacar todo su rendimiento. Aquí dejamos unos sencillos consejos con los que exprimirás la cámara de tu teléfono al máximo:

 

Conoce bien tu cámara

Aplicable a cualquier cámara, este es un consejo que debería dar por hecho cualquier aficionado a la fotografía… y es que la mayoría de usuarios no leen nunca ni los manuales ni tutoriales de sus cámaras. Independientemente del dispositivo que manejes, es importante que sepas todo lo que éste puede ofrecerte. Lo mejor para ello es leer los manuales pero, si eres de los perezosos que nunca haría eso, también puedes buscar tutoriales sobre tu móvil en Internet. Funciones como cambiar el balance de blancos, poder ajustar el ISO o la duración de la exposición pueden ser cruciales a la hora de conseguir una buena foto.

 

Aprende un poco de fotografía

Si además de conocer bien tu cámara aprendes algunos conceptos básicos de fotografía como qué es la apertura, el ISO o la velocidad de obturación, la mejoría en tus fotos será notable. Aunque parezca mentira, este segundo consejo es menos importante que el primero ya que en función del terminal que manejes o incluso de la app con la que hagas tus fotos, podrás manejar unos parámetros u otros. De nada te servirá saber el efecto que una subida de ISO tiene en tus fotos si no tienes esa posibilidad al hacer tu foto.

Lee el artículo completo en nuestra revista gratuita.